El Instituto Nacional de Migración (INM) era una de las instituciones que está más penetrada de corrupción en el país, por lo que hay una limpia y renovación de agentes migratorios, afirmó la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

La titular de Gobernación informó que se presentaron cuatro denuncias penales contra agentes migratorios que extorsionaban a las personas que intentaban ingresar al país.

“Hemos presentado denuncias contra agentes migratorios de la Ciudad de México que probamos que estaban extorsionando, y vamos limpiando el instituto.

“Efectivamente, era una de las instituciones yo creo que más corruptas o de las más corruptas de nuestro país”, afirmó.

Detalló que en Cancún, Quintana Roo, se está renovando prácticamente todo el personal y también hay renovaciones en la Ciudad de México y después continuarán con el norte del país.

“Era tanta la corrupción y son tantos los agentes que estamos renovando y todo el personal que estamos renovando, que todavía va a tardar tiempo”, señaló.

Dijo que hay problemas con el personal de base y sindicalizado, pero analizan su conducta para erradicar el problema de la corrupción en el instituto.

Al respecto, el presidente López Obrador aceptó que “desgraciadamente, el gobierno sigue estando lleno de prácticas corruptas. Esto viene de tiempo atrás, casi se podría decir que neoliberalismo es sinónimo de robo y corrupción”.

Aseguró que va a acabar con la corrupción, aunque eso “va a llevar tiempo”.

Migración recibe dos mil 76 solicitudes

Como parte de su proceso de renovación, el Instituto Nacional de Migración (INM) recibió dos mil 76 solicitudes de aspirantes para ocupar alguna de las 50 plazas de agentes federales de Migración en la Ciudad de México, Jalisco y Quintana Roo.

De acuerdo con el registro que se realizó del 27 de febrero al 12 de marzo, 49 por ciento de las solicitudes corresponde a mujeres y 51 por ciento a hombres. Del total, 33 por ciento tienen de 22 a 25 años; 43 por ciento, de 26 a 30 años, y 24 por ciento, de 31 a 35 años.

De los interesados, 65 por ciento son originarios de Jalisco, Estado de México, Chiapas, Morelos y Ciudad de México. Más de la mitad de los aspirantes son egresados de las licenciaturas de Derecho, Criminología y Administración.