Peña defiende que Segob se encargara de seguridad

El expresidente Enrique Peña Nieto defendió su estrategia contra el crimen organizado y aseguró que el transferir las funciones de seguridad pública a la Secretaría de Gobernación permitió una permanente interlocución con todos los actores relevantes.

Cabe recordar que el pasado viernes, la nueva administración que encabeza Andrés Manuel López Obrador impulsó modificaciones a la Ley de la Administración Pública Federal para quitarle todas las facultades de seguridad a Gobernación y crear la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, que se hará cargo del combate al crimen.

Este martes, el titular del Ejecutivo saliente respondió las preguntas parlamentarias correspondientes a su último informe de Gobierno.

Explicó que desde el inicio de esta administración, el gabinete de seguridad del Gobierno de la República, coordinado por Gobernación y conformado por las Fuerzas Armadas, la PGR, el Cisen y la Policía Federal, se reunían periódicamente con las autoridades de las entidades federativas para intercambiar información estratégica y definir operativos conjuntos en las cinco regiones operativas en que se dividió al país.

“Con los gobernadores, así como el jefe de Gobierno de la Ciudad de México, se estableció una relación de respeto y corresponsabilidad, por encima de colores partidistas, buscando siempre construir las sinergia necesaria para mejorar las condiciones de seguridad pública. Ese fue el espíritu que prevaleció al interior del Consejo Nacional de Seguridad Pública, el órgano fundamental para alcanzar acuerdos, coordinar esfuerzos y articular políticas públicas en favor de la paz y la tranquilidad de la población”, describe la respuesta que le dio Peña Nieto a la fracción del PRI en la Cámara de Diputados.

Administración invirtió 220 mil mdp en reforma educativa

Al preguntarle cuál sería el impacto económico y social de cancelar la reforma educativa, el expresidente aseguró que su administración pudo invertir 139 mil millones de pesos en mejorar la infraestructura educativa, gracias a dichas modificaciones legales que se avalaron al inicio de su administración.

El pasado viernes, El Universal publicó que la reforma educativa, que puso en marcha el gobierno de Enrique Peña Nieto, tuvo un gasto de 81 mil 438 millones de pesos para la implementación de programas, el pago que hicieron en publicidad oficial y los recursos entregados al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) para promover esta política pública.

En suma, la administración de Peña Nieto gastó alrededor de 220 mil millones de pesos en la implementación, publicidad y en la mejora de infraestructura escolar, que se establecieron en la reforma educativa.

Al responder las preguntas parlamentarias, con motivo de su Sexto Informe de Gobierno, agregó que, al mes de agosto del 2018, se otorgaron el pago de incentivos a 29 mil 192 docentes: 27 mil 075 de educación básica y 2 mil 117 de educación media superior. También se han asignado horas adicionales a mil 79 profesores de educación básica y 2 mil 279 maestros de educación superior.

En sus respuestas, Peña Nieto explicó que al hacer un balance de los resultados agregados de todas las evaluaciones contempladas en el Servicio Profesional Docente (SDP), en prácticamente todos los casos se ha incrementado el porcentaje de maestros con resultados idóneos.

“En la evaluación de ingreso pasaron de 44% en 2014-2015 a 64% en los concursos del 2017-2018. La evaluación docente –además de reconocer a los profesores que tienen las mejores aptitudes pedagógicas y los conocimientos más complejos para ejercer su labor frente al grupo- también permite que aquellos que necesiten refuerzos y actualización se capaciten. En el marco de la Estrategia Nacional de Formación Continua, se han capacitado a alrededor de 1.2 millones de profesores de educación básica y media superior”.

También explica que los egresados de las Escuelas Normales públicas obtienen mejores resultados, incluso que los egresados de la Normales privadas. “En el concurso de ingreso a la educación básica del ciclo 2018-2019, los egresados normalistas se ubicaron hasta 10 puntos arriba de los egresados de otras instituciones (63% vs. 53.3%)”.

El actual presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, anunció este martes que la próxima semana va a enviar la iniciativa para derogar la reforma educativa y explicó que el proyecto ya casi está listo.