La Comisión de Economía del Senado aprobó una reforma al artículo 92 de la Ley Federal de Protección al Consumidor, para establecer como derecho del comprador que, en caso de proceder una queja o existir una promoción, la misma se realice en efectivo y no a través de los llamados “monederos electrónicos”.

En el marco de una reunión de dicha comisión se aprobó por unanimidad el dictamen a la minuta enviada por la Cámara de Diputados para modificar dicho ordenamiento y evitar la laxitud para emplear condiciones abusivas y reembolsar vía monederos electrónicos u otros similares, sin que se cumpla la función de protección al consumidor.

Se indica que es muy común que la empresa o tienda entregue un “monedero”, tarjeta de regalo o el cambio por mercancía, lo cual se debe utilizar dentro del mismo establecimiento obligando al cliente a comprar otro producto o servicio.