El extesorero del municipio de Escuinapa, Sergio Barrón Gutiérrez, acusado de simular un hackeo a las cuentas oficiales que manejó por tres millones 383 mil 140 pesos, fue vinculado por un juez de control a proceso, por los delitos de peculado y falsedad ante una autoridad judicial y se le otorgó la libertad preventiva.

La petición de la Fiscalía que se le fijara una fianza, fue negada por el Juez de Control, el cual determinó otorgar un plazo de seis meses para que se concluyan las investigaciones complementarias del caso, por lo que la nueva audiencia será el 13 de octubre próximo.

Según las investigaciones, Barrón Gutiérrez, el día 5 de marzo del 2016, notificó al alcalde que había detectado varias operaciones irregulares de retiros de una de las cuentas del ayuntamiento, por lo que notificó al banco del hackeo.

Los datos que aportó fue que las operaciones fueron realizadas vía electrónica, un día inhábil, el cuatro de marzo, por lo que se presentaron denuncias ante la delegación de la Procuraduría General de la República.

Sobre el hecho, el presidente municipal, Bonifacio Bustamante Hernández (2014-2016), deslindó a funcionarios de su administración de estar involucrados en el supuesto hackeo a una de las cuentas bancarias oficiales, por lo que pidió esperar que concluyeran las investigaciones.

El lunes pasado, elementos de investigación detuvieron al extesorero, Barrón Gutiérrez, al que se le imputa haber simulado un hackeo a una de las cuentas del ayuntamiento de Escuinapa, cuyos recursos, en su mayoría, fueron a parar a sus cuentas bancarias.