Con posturas a favor y en contra, y con los votos de 22 diputados a favor y tres en contra, el Congreso del estado aprobó las reformas constitucionales para crear la Guardia Nacional, convirtiéndose Yucatán en la última entidad en respaldar esa iniciativa.

Las reformas de la Guardia Nacional permitirán que tenga una dirección civil y una Junta de Jefes de Estado Mayor, integrado por los secretarios de Seguridad, Defensa Nacional y Marina-Armada de México.

Los legisladores avalaron los 13 artículos constitucionales con 22 votos a favor y tres en contra, de las diputadas Paulina Viana Gómez, del PAN, y Silvia López Escoffié y Milagros Romero Bastarrachea, de Movimiento Ciudadano. En total votaron 25 legisladores.

El retraso de la aprobación fue debido a que la Cámara de Diputados (en la Ciudad de México) envió la minuta a la antigua dirección del Congreso de Yucatán (actualmente Palacio de la Música) y, en consecuencia, no llegó a tiempo al actual Recinto Legislativo, lo que provocó que nuevamente envíen la documentación días después de lo planeado.