Desde hace 25 años el trabajo de recolección de basura municipal trabaja con un modelo normativo obsoleto, pensado en una sociedad donde siempre había alguien en el hogar que sacara la basura en casa.

No obstante, actualmente las dinámicas son distintas. Los hijos están en la escuela o guardería y ambos padres tienen que trabajar, explicó el secretario de Medio Ambiente y Modalidad Urbana de Tuxtla Gutiérrez, Alejandro Mendoza Castañeda.

Por tal motivo ahora se plantean modificaciones a la normativa del sistema de limpia donde la sociedad participe de manera más activa.

“Ya hay trabajo de gabinete y coordinación con otras dependencias para reconfigurar el servicio con base en la dinámica social”.

De la misma manera hay trabajos para actualizar otros reglamentos obsoletos y optimizar normativas como la de la contaminación auditiva, que no es que esté mal, pero hace falta darle mayor difusión.

Responsabilidad

La Secretaría a cargo de Alejandro Mendoza Castañeda trabaja en espacios públicos, y como tal es la encargada también de manejar el asunto del ruido en la ciudad. En el caso de los negocios o particulares que excedan el límite de lo permitido, son objeto de sanciones.

Sin embargo de éstas sólo son conscientes cuando, al momento de traspasar o remodelar, solicitan una constancia de no adeudo y ahí se enteran que deben dos o tres meses de multa por ruido.

Sin fallos

Al respecto el secretario de Medio Ambiente y Modalidad Urbana destacó que el reglamente no tiene fallos, lo que hace falta es mayor conocimiento de las normas para incidir menos en ellas.

La máxima de decibeles permitidos de 7:00 de la mañana a 9:59 de la noche es de 68, mientras que de las 10:00 de la noche a las 6:59 de la mañana es de 65. Esta situación se torna complicada porque Tuxtla es una ciudad diversa, con zonas residenciales y otras que no.

Por otro lado, la Secretaria de Medio Ambiente y Modalidad Urbana a la fecha también trabaja con las autoridades competentes en materia de autorización de anuncios que no tarden más de tres días en las calles, esto en cuanto a asuntos de perifoneo.