La ciudad nicaragüense de Masaya registró nuevos episodios de violencia por cuarto día consecutivo, que han provocado el cierre de comercios y bancos, en medio de una ola de protestas que se llevan a cabo en el país desde el pasado 18 de abril y que ha dejado unos 108 muertos.

La prensa local informó que el número de muertos en las protestas que llevan 46 días en todo el país se ubicó en 108 hasta el viernes, según un conteo del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos.

Pobladores de Masaya, en el oeste de Nicaragua, denunciaron en redes sociales que presuntos grupos paramilitares y antimotines atacaron la madrugada de ayer sábado a las personas que se encontraban en una barricada en San Juan de la Concepción, dejando un muerto y varias personas heridas.

Afirmaron que los atacantes intentaron quemar la iglesia de San Miguel, cuyas campanas se escuchaban sonar en videos divulgados en redes sociales, mientras la televisión local mostraba imágenes de los bomberos que intentaban extinguir el fuego en un restaurante. 

La embajada de Estados Unidos en Nicaragua informó en tanto que uno de sus ciudadanos fue encontrado muerto este sábado en Rubenia, Managua, sin que estén claras las circunstancias de su deceso ni si está relacionado con el conflicto.

En un mensaje en su cuenta en la red Twitter, la embajadora Laura Dogu escribió que “el gobierno de Estados Unidos expresa sus condolencias a la familia del ciudadano estadounidense fallecido anoche y a todas las familias que recientemente visitaron medicina legal. La muerte de un ciudadano de Estados Unidos de gran preocupación para la Embajada”.

Oposición nicaragüense cuestiona a la OEA

El cronograma para la reforma electoral en Nicaragua, bajo el respaldo de la OEA, garantizará a Daniel Ortega cumplir su periodo presidencial hasta enero de 2019, un punto que ha sido condenado por la oposición.

El anuncio de la OEA surge cuando la prensa local asegura que el gobierno de Ortega ha respondido a las protestas en Nicaragua tal y como lo hizo el presidente venezolano Nicolás Maduro en 2017, sin embargo, la represión del régimen orteguista ha sido más letal.

Tanto en Nicaragua como en las protestas en Venezuela, que iniciaron el 1 de abril de 2017, Ortega y Maduro mandaron a reprimir las manifestaciones con las autoridades policiales y las fuerzas paramilitares afines a sus regímenes.

La Organización de Estados Americanos (OEA) informó este viernes que será hasta enero de 2019 cuando entregarán su propuesta de reforma al Sistema Electoral nicaragüense, pero no explican los plazos para implementar los cambios.