Padres demandan a CNTE reanudar clases

Luego de más de dos semanas de paro parcial de labores educativas en Oaxaca, por separado, padres de familia provenientes de la región Costa y miembros de la Asociación de Hoteles y Moteles de Oaxaca pidieron a la Sección 22, adherida a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), regresar a las aulas y evitar más daños a la niñez y al sector comercial.

En un pronunciamiento, los hoteleros exhortaron al magisterio a “recurrir a medios formales e institucionales para plantear sus peticiones y exigir sus derechos sin afectar el proceso formativo de nuestros jóvenes, ni la actividad económica del estado”.

Asimismo, precisaron que las medidas de presión que realizan —bloqueo a vialidades, a comercios y a terminales aérea y de autobuses— “no son legítimas por su tono disruptivo que violentan la vida, la economía de nuestra ciudad y debilitando el Estado de Derecho, promoviendo con ello la corrupción, la impunidad y la violencia”.

Demandaron también al gobierno como a los maestros sindicalizados a hacer públicas y transparentes las negociaciones que mantienen; “que se haga valer la ley para que se detengan los actos vandálicos, los bloqueos, las confrontaciones y el grave daño que se ha provocado a los oaxaqueños”.

Por otra parte, a la sede de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca arribaron decenas de padres de familia y autoridades, provenientes de comunidades como San Pedro Pochutla, Mazunte, San Mateo Piñas, a fin de exigir al magisterio del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) a retornar a las aulas.

En su caso, si no lo hacen a partir del lunes buscarán maestros de otros sindicatos y cuando la Sección 22 pretenda regresar, les impedirán el ingreso a las escuelas. El visitador General de la Defensoría, Juan Rodríguez Ramos, escuchó la queja y recibió la denuncia de violación a las garantías individuales de los niños y de la población en general.