Encuentro Social (PES), formación evangélica que concurrió en coalición con Andrés Manuel López Obrador, y Nueva Alianza (Panal) perderán su registro como partidos al no haber alcanzado el 3 % de los votos en las elecciones federales del 1 de julio, según el cómputo registrado por el INE.

El Instituto Nacional Electoral (INE) designó los funcionarios encargados de intervenir las cuentas y propiedades de ambos partidos durante el proceso de liquidación, que comenzará una vez que el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación valide los resultados de los comicios.

En el proceso electoral del 1 de julio participaron nueve partidos, dos de ellos perderían su registro.

Sin registro

Nueva Alianza y Encuentro Social; ambas formaciones políticas fueron incapaces de alcanzar el 3% de la votación en los cómputos distritales, porcentaje requerido para que los partidos mantengan su registro, de acuerdo con la Ley general de Partidos Políticos.

Aunque el PES pierda su registro como partido, la coalición con Morena y el PT le permitió obtener 55 diputados, una representación que nunca antes había obtenido.

Nueva Alianza y Encuentro Social serán los partidos 21 y 22 en desaparecer en los últimos 28 años, según datos del Instituto Nacional Electoral (INE). El último que desapareció fue el Partido Humanista.