La película Todos lo saben (Everybody knows), que protagoniza la pareja de actores españoles Penélope Cruz y Javier Bardem y rodada íntegramente en español, inauguró la 71 edición del Festival Internacional de Cine de Cannes.

La cinta, un thriller psicológico que coprotagoniza el argentino Ricardo Darín, es la primera en la lengua de Cervantes que abre el festival más prestigiado del mundo desde 2004, en el que el certamen fue inaugurado por la La mala educación, del director español Pedro Almodóvar.

Por primera vez, el filme dirigido por el oscarizado director iraní Asghar Farhadi, fue proyectada simultáneamente a la prensa y al público e invitados, una norma que el festival ha cambiado este año para tratar de evitar las críticas antes de los estrenos de cada cinta.

La película fue exhibida tras la ceremonia inaugural de la edición de este año que se celebró en la sala Lumiére del Palacio de Festivales de Cannes por primera vez un martes, un día antes de lo habitual en los últimos años debido a otro de los numerosos cambios de funcionamiento del festival previstos este año.

A diferencia de otras películas inaugurales del certamen, que se estrenaban fuera de competencia, la cinta compite por la Palma de Oro.