Pide obispo a maestros “actuar con verdad y justicia”

El obispo de San Cristóbal de Las Casas, Rodrigo Aguilar Martínez hizo un llamado a los maestros de las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que desde el 4 de junio están en paro de labores, a “actuar con verdad y justicia”.

Entrevistado después de la misa que ofició al medio día en el Centro Pastoral, dijo que “el problema es muy complejo y se ha politizado”, por lo que “se requiere verdad, justicia y búsqueda para rescatar la educación que es emergente en nuestro país”.

El obispo invitó a los profesores, “a quienes están en las organizaciones con ellos y ciudadanía a que pensemos todos en el bien de una mejor educación integral que ayude al desarrollo de nuestro estado”.

En otro tema, Aguilar Martínez informó que las autoridades federales y estatales realizan algunos trabajos en la Catedral de San Cristóbal, dañada por el terremoto del 7 de septiembre del año pasado.

“Se están haciendo algunos trabajos de restauración para que al menos el problema no empeore y ojalá que ya sean pasos hacia la restauración esencial”, señaló.

Precisó que “son parte de los trabajos por los daños del terremoto, pero anhelamos que ya no se detengan, que no sea un trabajo parcial nada más, sino que continúen en el interior, donde están los mayores daños”.

Comentó que los trabajos que se están realizando “no llegan a lo esencial, sino que son para que no se deteriore tanto el edificio, pero es necesario que se llegue a lo esencial en los daños más graves para que se empiece a resolver a fondo. Es decir, que se haga la reconstrucción”.

Debido a que por los daños ocasionados por el terremoto la catedral está cerrada desde el 7 de septiembre pasado, las misas y otras celebraciones se realizan en el llamado Centro Pastoral, que se ubica en el corazón de la ciudad coleta.

Al terminar la misa de este domingo, se le acercó a Aguilar Martínez, Chano López, uno de los dos trabajadores que en enero de 2016 cayó cuando arreglaban la Catedral, con motivo de la visita que realizaría en febrero de ese año el Papa Francisco, para entregarle un documento y pedir su intervención, ya que todavía padece las secuelas de la caída.

“Ya lo leí (el documento), ya conozco el problema, ¿quién los contrató?, ¿la diócesis? No. ¿El padre Felipe? No. ¿Qué empresa los contrató? Busquen a esa empresa”, les respondió.

-“Pero es su Iglesia” -le dijo Chano.

-“Sí, pero la Iglesia, la diócesis, no se responsabilizó de ese trabajo, fue la presidencia municipal la que se responsabilizó. Ellos saben quiénes fueron los contratistas. Ya hubo trámites anteriores, yo estoy llegando, todo sucedió antes”, contestó el obispo.

Las personas que acompañaban a Chano dijeron que este lunes entregarán en las oficinas del Episcopado Mexicano una carta dirigida al Papa Francisco para pedir su intervención en este caso.