Ante señalamientos de omisión e irresponsabilidad de autoridades educativas en Tapachula, alumnos y padres de familia protestaron en la unidad administrativa, en donde bloquearon los accesos de las oficinas del gobierno del estado, por lo que muchos de los empleados abandonaron el lugar y no trabajaron.

El conflicto en la escuela preparatoria número 3 de Tapachula, provocado por maestros y el comité de padres de familia, sigue propiciando que los alumnos pierdan clases, y sumado a los problemas de desacuerdo está la falta de servicios básicos en la institución; por ello los inconformes decidieron manifestarse y tomar las instalaciones de la Unidad Administrativa.

Uno de los alumnos, de nombre Manuel Bautista, exigió a la Secretaría de Educación en Chiapas tomar cartas en el asunto, “porque no es justo que los alumnos sigamos perdiendo clases, no es justo que este semestre no esté aprendiendo nada, por culpa de los maestros y un grupo de papás irresponsables que únicamente quieren tener privilegios”.

Dijo que al estar tomada la escuela por un grupo de padres de familia del turno vespertino, desde hace aproximadamente un mes no pueden ingresar a los salones de clases, por lo que algunos maestros han programado tareas o trabajos para poder calificarles y así salvar el semestre.

Detalló que en el caso de los alumnos que cursan el último semestre, esta problemática repercute aún más, porque muchos no llegarán a las universidades con los conocimientos adecuados para dar inicio al nuevo nivel educativo, por ello es necesario que se ponga fin al conflicto.