Protestas dejan más de 100 detenidos
Más de 100 personas fueron detenidas en esta capital. AP

Más de 100 personas fueron detenidas en esta capital y la ciudad de San Petersburgo por participar en las manifestaciones contra la polémica reforma del sistema de pensiones, que contempla elevar la edad de jubilación de los trabajadores.

Miles de personas se manifestaron este domingo en el centro de Moscú y otras ciudades de todo el país contra el aumento de la edad de jubilación, desafiando a las autoridades que no emitieron los permisos para realizar las marchas.

Las acciones de protesta fueron convocadas por el líder opositor Alexei Navalny, quien está cumpliendo una sentencia de 30 días de prisión relacionadas con otras actividades no autorizadas en enero pasado, ajenas al controversial tema de las pensiones.

La propuesta, aprobada ya en primera lectura por la Duma (cámara de diputados), contempla que la edad de jubilación en el caso de los hombres pase de 60 a 68 años de forma paulatina entre 2019 y 2028, mientras en el caso de las mujeres será de 55 a 66 años entre 2019 y 2034.

“Cerca de 100 personas fueron detenidas en San Petersburgo y varias decenas en Moscú. Fueron detenidas por participar en los mítines no autorizados”, confirmó Yury Valyaev, un funcionario del Ministerio del Interior, según un reporte del sitio de noticias Sputnik.

Orden

Según el servicio de prensa del Ministerio, unas dos mil personas asistieron a la protesta no autorizada en la plaza Pushkin de Moscú, donde elementos de la Policía y oficiales de la Guardia Nacional fueron desplegados para asegurar el orden público y la seguridad en el sitio.

“Estamos siguiendo la situación”, dijo el jefe del Departamento de Seguridad Regional, Vladimir Chernikov, a Sputnik, poco después del inicio de la masiva protesta.

El malestar popular por la reforma obligó el 29 de agosto pasado al presidente Vladimir Putin a suavizar la reforma, reduciendo a solo cinco años más la edad de jubilación de los trabajadores, en vez de los ocho previstos inicialmente, sin embargo las muestras de rechazo siguen.