Puigdemont sale de prisión

El expresidente de Cataluña, Carles Puigdemont, salió en libertad bajo fianza de la prisión alemana de Neumünster y lo primero que hizo fue expresar su agradecimiento a las autoridades alemanas de Schleswig Holstein.

En dos frases en alemán, Puigdemont dijo que “ha llegado el momento del diálogo” y demandó al presidente del gobierno de España, Mariano Rajoy, establecer contactos para resolver la crisis a través del diálogo.

Además pidió la liberación inmediata de sus colegas y partidarios que están presos en cárceles de Madrid y aseveró que es una vergüenza para Europa tener presos políticos. Puigdemont no contestó a preguntas de la prensa.

Puigdemont era esperado afuera de la cárcel por alrededor de 60 periodistas. Había también algunos de los catalanes que fueron a hacerle patente su apoyo.

Su situación es hoy incomparablemente mejor que en la que se encontraba cuando fue apresado por la policía alemana en una carretera al norte del país europeo.

El caso es muy álgido para España desde la perspectiva política, pero en Alemania el asunto ha sido tratado, estrictamente, desde el punto de vista judicial y legal.

La cancillería federal de Alemania no se ha pronunciado sobre los sucesos alrededor de la detención de Puigdemont, haciendo patente la clara división de poderes y competencias que estipula el Estado alemán.

La Fiscalía General de Schleswig Holstein giró este viernes la orden de liberación inmediata del político catalán alrededor de las 11:15 hora local, pero no fue sino hasta dos horas y media después (al filo de las 14:00) cuando salió del penal de Neumünster.

Mientras tanto, Puigdemont no puede salir de Alemania, se tiene que reportar una vez a la semana con las autoridades judiciales de Schleswig Holstein.