Reconstrucción de templos concluirá hasta el 2020

El delegado estatal del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Juan José Solórzano Marcial, informó que en 2020 estará concluida en su totalidad la reconstrucción de los 114 inmuebles -entre ellos 80 templos y ex conventos- afectados por el terremoto del 7 de septiembre pasado, en 41 municipios del estado, donde el avance global es de alrededor de 30 por ciento.

En conferencia de prensa, agregó que según las estimaciones, el techo presupuestal es de 624 millones de pesos, de los cuales el seguro correspondiente ha autorizado ya el 30 por ciento.

Durante la misma conferencia, realizada en el exconvento de Santo Domingo de esta ciudad, el obispo de la diócesis de San Cristóbal reclamó la “demasiada tardanza” en la liberación de los recursos para la reconstrucción, pues ello está afectando más los edificios dañados. “Ojalá que ya se liberen todos los recursos lo antes posible”, aseveró.

El delegado del INAH dijo que fueron afectados 100 monumentos históricos, 5 zonas arqueológicas y 9 museos y casas culturales, así como 14 edificios privados.

Solórzano Marcial señaló que de los 110 inmuebles dañados, 87 son de propiedad federal, 7 estatales, 6 municipales y 14 privados, al tiempo de señalar que entre San Cristóbal, Venustiano Carranza y Tuxtla Gutiérrez se concentra el 70 por ciento de los inmuebles dañados.  

“Tenemos previsto concluir en 2020; estimamos tener en noviembre próximo cerca 40 templos terminados y la otra meta es llegar a 60 o 70 y los más complicados llevarían un poco más de tiempo”, aseveró.

“El compromiso es que para noviembre tengamos terminados cuando menos los inmuebles que tienen daños menores y en el mejor de lo casos los que tienen daños moderados. Quisiéramos que fuera antes, pero ha resultado más complejo de lo pensado al principio”, aseveró.

Expresó que “los recursos ya están fluyendo, pues del total de las 80 conciliaciones con el seguro tenemos aceptadas 71, de las cuales 40 ya están pagados con anticipo de 30 por ciento”.

Recordó que entre los templos más dañados, que permanecen cerrados, están, la catedral de San Cristóbal, Santa Lucía, Santo Domingo, Chiapa de Corzo, San Cristóbal y San Lorenzo de Zinacantán.

Comentó que a la fecha han sido concluidos los trabajos en la Pila de Chiapa de Corzo, el templo de Santa Cruz de Cunduacán; San Jacinto, en Tapalapa; San Sebastián en Zinacatán y Venustiano Carranza y zonas arqueológicas, entre otros.

“No hay día de descanso en cada una de las áreas de trabajo que esto requiere; la tramitología está ya concluida, ahora faltan las supervisiones de las ejecuciones”, remarcó.

Aclaró que el INAH, no recibe el dinero para la reconstrucción, sino que sólo supervisa los avances físicos y financieros y autoriza el siguiente suministro de recursos.

En cuanto a los recursos por parte del seguro precisó que se aplica en 80 de los templos dañados y en 64 del Fondo Nacional para el Desarrollo Nacional (FONDEN); asimismo resaltó  la importancia de que se realizarán los trabajos de apuntalamiento para evitar que por las réplicas y sismos que se han presentado posteriormente, las edificaciones se dañen aún más.