RedSalud espera ser buen samaritano

RedSalud espera ser buen samaritano, destacó Monseñor Fabio Martínez Castilla, Arzobispo de Tuxtla Gutiérrez, en el marco de la instalación de las primeras farmacias para atender a la sociedad y acercar medicamentos y programas de salud para beneficiar a familias chiapanecas, sobre todo de escasos recursos.

Dentro de la presentación que se realizó en el Santuario San Juan Pablo II, el proyecto para Chiapas “RedSalud: salud integral para ti”, el arzobispo expresó que han palpado el sufrimiento de las personas y uno de los grandes problemas que padecen es lo relacionado con la salud; por ello, con la implementación de este proyecto, se buscar resarcir y aliviar este sufrimiento.

Señaló ante medios de comunicación que “estas farmacias no son para hacer negocio, son farmacias de servicio; somos una red amorosa de salud”.

Antes de dar a conocer su funcionamiento, se leyó una parte del evangelio de las Sagradas Escrituras en donde se dio abordó la lección del buen samaritano.

Tras ello, Martínez Castilla externó que RedSalud es una marca de farmacias que brindará atención médica y medicamentos a menor costo de como se maneja en el mercado; “hasta en 50 por ciento menos en el precio”, aseveró.

Detalló que se aperturaron dos farmacias en Tuxtla Gutiérrez: una frente a los hospitales del sector salud, frente al santuario, y otro en la Catedral, al ser dos puntos neurálgicos por lo que representan. Próximamente esperan llegar a Tapachula, San Cristóbal de las Casas, Pichucalco, Berriozábal y Villaflores, entre otros municipios.

Vanessa Traconis Quevedo, directora general de RedSalud, explicó que este programa, más que farmacias, van enfocado a ayudar a las personas y dar seguimiento a sus padecimientos, centrado en un programa de afiliación que servirá para ver las necesidades de salud que tiene cada persona y poner alcance sus 26 programas, desde medicina preventiva, curativa y seguimiento.

Finalmente, enfatizó que es necesario poner al alcance estos programas de salud y farmacias, sobre todo en zonas con sectores vulnerables, centros penitenciarios, gente en situación de calle, migrantes; sin embargo, está abierto a toda la población, para que tengan acceso a medicamentos a costos de recuperación.