Mediante un operativo interinstitucional encabezado por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) en bares  y cantinas, fueron clausurados 24 inmuebles que funcionaban de forma irregular en los municipios de Tapachula, Simojovel, El Bosque y Huitiupán.

La Procuraduría de Chiapas informó que la suspensión de los establecimientos se debió por no contar con la licencia actualizada para su funcionamiento y en materia sanitaria.

En un primer momento fueron suspendidos los bares “Los Aventureros”, “Colina”,  “Alondra”, “Latino”, “El Pistón”, “Rocamar”, “Aquí me Quedo”, “Zodiaco”, “Sol y Luna” y  “Pintoresco”, ubicados en el municipio de Tapachula.

Por otra parte, en Simojovel se llevó a cabo la clausura del establecimiento denominado “Tania”, así como un bar clandestino.

Posteriormente, en El Bosque se logró la suspensión de siete inmuebles clandestinos y dos tiendas de abarrotes con ventas de vinos y licores; mientras que en Huitiupán fueron tres bares innominados. 

Durante estas acciones, participaron efectivos de la Procuraduría de Chiapas, en coordinación con la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSyPC), la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), Ejército Mexicano, Secretaría de Salud, Protección Civil del estado y Ayuntamiento municipal.

De esta forma, el grupo interinstitucional refrenda el compromiso de continuar velando por la integridad, la salud y la seguridad de quienes asisten a centros de entretenimiento, por lo que estos operativos de prevención continuarán realizándose en estricto apego a la legalidad.