El gobierno federal trabaja para atender el problema que se ha generado a partir de la presencia atípica de sargazo, que afecta principalmente las costas del Caribe mexicano, afirmó el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Rafael Pacchiano.

Explicó que las cantidades sin precedentes de esa alga en costas mexicanas no son resultado de que al gobierno federal “se le haya salido de control”, sino que “es una cantidad sumamente importante que es muy difícil de estar controlando”.

En la sala de conferencias de la residencia oficial de Los Pinos, apuntó que desde 2015 “tuvimos una arribación atípica porque siempre llega sargazo. Lo que pasa es que en el 2015 y este año llegó una cantidad muy superior a la que normalmente ha estado llegando, es un fenómeno natural que es poco previsible y es muy difícil de controlar porque la cantidad que llega es sumamente importante”.

Apuntó que la dependencia a su cargo emitió los lineamientos para “retirar el sargazo de la playa lo antes posible”, aunque subrayó que la dificultad se incrementa, pues también son zonas de anidación de tortugas, por lo que no se puede utilizar maquinaria para poder remover el sargazo.

De acuerdo con el funcionario, se han hecho inversiones importantes con una bolsa con una “aportación importante” en tecnologías disponibles en otros países, pues “las pocas embarcaciones que pueden estar en el mar retirándolo son caras, retiran poca cantidad por día” y recordó que tan sólo las costas de Quintana Roo tienen 300 kilómetros, y “no hay maquinaria en el mundo que alcance”.