El secretario mexicano de Hacienda, José Antonio Meade, y el secretario estadounidense del Tesoro, Steven Mnuchin, analizaron las oportunidades que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN) ofrece para ambos países.

El encuentro de los dos funcionarios se produjo en el marco de la visita de trabajo que Meade realiza a la capital estadounidense con motivo de los trabajos de la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

De acuerdo con el Departamento del Tesoro, durante el encuentro Meade y Mnuchin “discutieron la importancia de fortalecer la economía de Estados Unidos y México, y las oportunidades de mejorar el TLCAN, incluyendo el sector de servicios financieros”.

Hasta el momento, la administración del presidente Donald Trump no ha entregado al Congreso la notificación oficial para el inicio del periodo de espera, toda vez que aún no ha sido confirmado el nominado al representante Comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer.

Pese a ello, el mandatario Donald anticipó el lunes pasado que buscará hacerle “grandes cambios” al TLCAN, amagando que de lo contrario Estados Unidos abandonará el acuerdo comercial iniciado con Canadá y México en 1994.

Durante una visita de trabajo al estado de Wisconsin, Trump reiteró su crítica en el sentido de que el acuerdo comercial ha sido un desastre para su país, porque no ha aportado los beneficios económicos que se anticipaban.

Meade y Mnuchin destacaron la relevancia de elevar el intercambio de información y mantener una colaboración más cercana para combatir el lavado de dinero y atacar las redes financieras ilegales.

Donald Trump amenazaal TLCAN

El presidente Donald Trump prometió que buscará hacerle “grandes cambios” al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y reiteró que, de lo contrario, abandonará el acuerdo comercial iniciado con Canadá y México en 1994.

“Vamos a hacerle grandes cambios o nos vamos a deshacer del TLCAN de una vez por todas. No se puede continuar así”, señaló el mandatario en el marco de una visita de trabajo a Milwaukee, Wisconsin.

Trump reiteró los comentarios realizados durante su campaña presidencial en el sentido de que el acuerdo comercial norteamericano ha sido un “desastre”. “El TLCAN ha sido muy, muy malo para nuestro país, muy malo para las empresas y para nuestros trabajadores”, insistió.

Asimismo, se quejó de que existen reglas y regulaciones “horrendas” para poder iniciar la renegociación del acuerdo, que incluyen una notificación oficial al Congreso y un periodo de espera de 90 días antes de poner en marcha las conversaciones formales con sus socios comerciales.

“Queremos a empezar a negociar con México inmediatamente y hay disposiciones de que tenemos que esperar mucho tiempo, se tiene que notificar al Congreso y (...) tiene que haber una certificación y entonces no se puede hablar durante 100 días. Toda la cosa es ridícula”, refirió entre aplausos.

Hasta el momento, la administración Trump no ha entregado al Congreso la notificación oficial para el inicio del periodo de espera, toda vez que aún no ha sido confirmado el nominado a representante comercial de la Casa Blanca, Robert Lighthizer, en el Comité de Finanzas del Senado.