En el Día Internacional de los Pueblos Indígenas, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) denunció que la tutela efectiva de las garantías de este sector de la población no se ha consolidado plenamente en el sistema de prácticas sociales, jurídicas y políticas en el país.

Ello, a pesar de que los pueblos indígenas (15.7 millones de personas de las cuales 6.6 millones hablan una lengua originaria), cuentan con uno de los mecanismos jurídicos más eficaces contra los fenómenos de discriminación y violencia.

Dijo que algunos de los hechos violatorios de derechos humanos de personas y comunidades indígenas más frecuentes en el periodo 2015 a julio de 2018, incluyendo a personas jornaleras indígenas, son: faltar a la legalidad, honradez y lealtad, entre otros.

Además la imparcialidad y eficacia en el desempeño de las funciones y empleos.