La Facultad de Arquitectura y la Dirección General del Patrimonio Universitario (DGPU) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en un plan de acción para restaurar los edificios que se vieron afectados tras el sismo del 19 de septiembre del 2017, con énfasis en la zona declarada como Patrimonio por la Unesco.

Marcos Mazari Hiriart, director de la Facultad de Arquitectura de la Máxima casa de estudios, aseguró que se trata de "daños menores que no ponen en riesgo a la comunidad estudiantil", pues solo tienen que ver con recubrimientos y juntas constructivas.

A propósito de la celebración por los 10 años de la declaratoria patrimonio cultural de la humanidad, el arquitecto sostuvo que "todos los edificios están en buen estado, desde luego, pero tienen cuestiones de mantenimiento, en juntas constructivas, botaguas, en elementos que formaban parte de los edificios y que a lo largo de los años las fundas constructivas se fueron cerrando".

El maestro en arquitectura y restauración subrayó que la dirección a su cargo, junto con la DGPU, ya están tomando las acciones necesarias para la conservación de Ciudad Universitaria,

Recordó que las obras inmediatas ya se realizaron y, en esos casos, no esperaron a las aseguradoras, sino que se trabajó enseguida. "Ahí no podemos esperar un seguro. Donde hubo una zona de riesgo, ya han sido realizadas las obras. No estamos preocupados, la comunidad no corre riesgo y desde luego hay que entender que vivimos en una zona sísmica, pero esto forma parte de una cultura ciudadana", expresó.

En el 2007, el Campus Central de la Ciudad Universitaria quedó inscrito en la Lista de Patrimonio Mundial de la Unesco bajo los criterios I, II y III.