Siniestro pasado: Diputados pedirán cese de poderes

Publicado el sábado 07 de diciembre de 2002.Alberto Noriega /CPLa Diputación Federal que representa a Chiapas en el Congreso de la Unión, le ponen ultimátum al gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía, “toca una vez más a un maestro, y pedimos la desaparición de poderes en el estado”, aseguró el diputado Óscar Alvarado Cook.

Añade que la situación que atraviesa el magisterio chiapaneco “es muy grave” debido a la represión y actitud arbitraria que está usando un gobierno en descomposición.

Alvarado Cook señala que seguramente Salazar Mendiguchía está siendo asesorado por agentes que pretenden socavar la libertad de expresión, por ello, se persigue y encarcela a los mentores.

Desafortunadamente, a pesar de que es un gobierno legítimo, elegido democráticamente, no estaba capacitado para gobernar un estado como este”.

Violencia detonante

A pregunta expresa sobre si este tipo de hechos pueden ser el detonante de la violencia en el estado, aseveró que efectivamente, “está jugando con fuego, el señor ha abusado de manera autoritaria del poder, no entiendo cómo, quien llega al poder de manera legítima, por el voto democrático, no haga del poder un ejercicio humanístico; es un gobernador que no entiende que Chiapas es pobreza”.

El también secretario del Consejo Político Estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aseguró que el único responsable de la situación en la entidad, se llama Pablo Salazar, cuyo gobierno juzga como “débil”, añadiendo que es urgente que rectifique el camino y dialogue con los maestros.