Siniestro pasado: No a los autoritarismos

Publicado el día jueves 2 de diciembre de 2004Adolfo Gutiérrez / CPPio López Obrador se solidariza con la huelga de hambre que mantiene en las puertas de Palacio de Gobierno el extrabajador del Instituto Estatal para la Educación de los Adultos, Javier Yau Dorry y calificó como una acción represiva por parte del gobierno de Pablo Salazar, el despido injustificado.

López Obrador mencionó que es injustificado el despido por parte de las autoridades estatales, recalcando que esto es una acción represiva más del gobierno de Pablo Salazar.

Para el principal promotor en Chiapas de la campaña del jefe de Gobierno del DF a la Presidencia de la República, este tipo de acciones en nada favorecen a la democracia del país y se vuelve a los tiempos de antes.

Dijo solidarizarse de manera incondicional con Yau Dorry y lamentó que se den todavía este tipo de acciones por parte de las autoridades, “ya que no se puede ir en contra de lo que marca la Constitución del país”.

Mencionó que no se puede avalar este tipo de acciones autoritarias que reprimen sus derechos más básicos de la gente, como es el de la libre expresión y de reunión.

Para Pío López Obrador, este tipo de acciones viene siendo sintomáticamente hacia la gente que simpatiza con el proyecto que encabeza su hermano rumbo a Los Pinos.

Señaló que los integrantes del colegiado ciudadano están evaluando las acciones que se están llevando a cabo en contra de los simpatizantes de los movimientos pro López Obrador y que esperan dar a conocer un documento en donde fijen su postura en contra del gobierno que encabeza Pablo Salazar.

Además de Yau Dorry han sido cesados de sus funciones, Isley López Martínez y Saúl Ruíz Candelaria, del Centro de Estudios de Ciencia y Tecnología del Estado de Chiapas (Cecytech); Jorge Isaac Lacroix Lastra y Raider García, del Colegio de Bachilleres (Cobach).