Siniestro pasado: Retroceso político y social con el pablismo

Publicado el martes 23 de abril de 2006Carlos Herrera / CPMaestros adheridos a la Red Alternativa Magisterial denunciaron que el actual Gobierno Estatal causó “un enorme retroceso político y social”, se perdió el rumbo de las instituciones del Estado y se impuso un nuevo régimen autoritario, en pocas palabras, “no hubo ningún cambio”.

“Este proceso de deterioro se aceleró más tras el arribo al gobierno de Pablo Salazar Mendiguchía, quien llegó al poder con una alianza partidista que nunca se enfocó a un verdadero proyecto social para restaurar, reedificar y consolidar el tejido social”, declaran los profesores.

Manifiesto

Al dar lectura del manifiesto de la Red Alternativa Magisterial, Josué Rodríguez Salazar, indicó que en materia educativa, los municipios y sobre todo las comunidades siguen viviendo en el abandono del gobierno, que sólo gasta recursos en publicitar sus mentiras y burlarse de la gente.

En lugar de buscar alianzas transparentes con organizaciones sociales para trabajar juntos en favor del estado, el actual régimen pablista se dedicó a comprar conciencias de líderes que se corrompieron o se alinearon al gobierno, pero “no pudo comprar a la base trabajadora”.

Junto a las “cuotas de poder” que dio a ciertos líderes “charros” o corruptos, el Gobierno Estatal emprendió toda una represión judicial y llegó incluso a modificar e imponer “leyes lasivas al pensamiento y a la libre expresión para someter a aquellos que exigieron justicia y derechos, sus necesidades más sentidas como fue el sector periodístico, campesino, obrero y magisterial”.

“A 233 días del agonizante proyecto aliancista, Chiapas vive la mayor crisis política, por la falta de legitimidad, por la antidemocracia y por el poder centralista que ha ejercido el Ejecutivo estatal”, que prácticamente ha desaparecido a los partidos políticos y al Congreso del Estado, argumentaron.

Los profesores también denunciaron que el líder de la Sección 40 del SNTE, Jorge Perez Perez, “no cumplió con la encomienda que le fue asignada” y lo peor es que estuvo al lado del gobierno de Salazar Mendiguchía.