Los individuos de América Latina (AL)y el Caribe considerados “ultrarricos”, con una fortuna neta de más de 30 millones de dólares, aumentaron 19.9 por ciento sus activos el año pasado, de acuerdo con un informe emitido esta semana.

Elaborado por la consultoría Wealth-X, el informe anual destacó además que el número de personas “ultrarricas” en América Latina y el Caribe se expandió 18.1 por ciento en 2017 respecto al año anterior.

En suma, fueron reportados ocho mil 550 “ultrarricos” en la región en 2017, con una riqueza neta combinada de un billón 173 millones de dólares, de acuerdo con Wealth-X.

“Después de ser la región más afectada en términos de pérdida de riqueza en 2016, América Latina y el Caribe repuntó con fuerza el año pasado”, agregó el reporte.

Wealth-X precisó que este repunte superó el promedio global de aumento, tanto en el número de “ultrarricos” en el mundo, que repuntó 12.9 por ciento para sumar 255 mil 810 individuos, como en el monto total de sus activos, que se incrementaron 16.3 por ciento, para totalizar 31 trillones 503 billones de dólares.

El aumento en América Latina y el Caribe reflejó principalmente un mejor desempeño por parte de Brasil y Argentina, que emergieron de profundas recesiones. El informe precisó que “junto con México, los tres países registraron un aumento en la riqueza de más del 20 por ciento”.

El principal motor en la región fue la mayor demanda mundial de materias primas latinoamericanas, lo que apoyó el empleo, el crecimiento de la inversión e impulsó de manera significativa los mercados accionarios, según el documento.

Las carteras de activos también se vieron reforzadas por la mayor estabilidad de las monedas locales frente al dólar, lo que ayudó a compensar las preocupaciones de los inversionistas sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).