El presidente Donald Trump sostuvo que el debate legislativo sobre DACA iniciado la víspera es la "última oportunidad" de alcanzar un acuerdo que permita la legalización de más de 690 mil jóvenes indocumentados, la mayoría mexicanos.

"Las negociaciones sobre DACA han empezado. Los republicanos quieren alcanzar un acuerdo y los demócratas dicen que quieren alcanzar un acuerdo. ¿No sería fabuloso si pudiéramos finalmente resolver DACA después de tantos años?", escribió en su cuenta de Twitter.

Con 97 votos a favor y uno en contra de Ted Cruz, el Senado aprobó encabezar durante los próximos días, o semanas, un debate parlamentario abierto, donde republicanos y demócratas podrán presentar todo tipo de enmiendas, con el trasfondo de la cuenta regresiva para el fin de DACA, el 5 de marzo.

La Casa Blanca mantiene su plan de cuatro puntos para legalizar a 1.8 millones de "Dreamers", a cambio de 25 mil millones de dólares para el muro fronterizo, y restricciones a la migración legal y terminación de la lotería de visas. el día viernes los republicanos del Senado apoyaron la propuesta presidencial.

Sin embargo, los demócratas, que durante las negociaciones iniciales habían cedido en la demanda del presidente para destinar dinero a la construcción del muro, empezaron a mostrar la mayor posición a la intención de reducir la migración legal a Estados Unidos.

El líder de los demócratas en el Senado, Chuck Schumer, dejó en claro que la mejor opción para él es considerar una iniciativa de ley "estrecha", que incluya la solución a DACA (Acción Diferida para los Llegados en la Infancia ) y la seguridad en la frontera.

Pero la propuesta republicana aprueba 25 mil millones de dólares en seguridad fronteriza, incluido dinero para el muro, limita la migración legal a cónyuges e hijos solteros menores de 18 años y permite a 150 mil padres de ciudadanos estadunidenses permisos de entrada de cinco años renovables sin permiso laboral.