El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, rompió varias décadas de protocolo y posiblemente violó una disposición federal, al revelar que el informe mensual de empleos en el país sería positivo unos 69 minutos antes del anuncio oficial, reportó el diario The Washington Post.

En una publicación de Twitter de 11 palabras, Trump sacudió la víspera los mercados financieros y brindó el último ejemplo de cómo está remodelando la Presidencia para que encaje con sus impulsos despreocupados, dejando de lado los años de estrictos controles sobre la publicación de material sensible, añadió el periódico.

“Esperando ver los números de empleo a las 08:30 de la mañana”, tuiteó Trump a las 07:21 horas locales del viernes.

Trump, al igual que los presidentes anteriores, recibe una vista previa del informe confidencial antes de su lanzamiento oficial, pero una directiva de 1985 emitida por la administración Reagan requiere que la rama ejecutiva no comente la información hasta una hora después de que se haga pública.

A los pocos segundos de la publicación de Trump, el dólar estadounidense se fortaleció y los rendimientos de los bonos del Tesoro subieron, ya que los inversores anticiparon el sólido informe que creían que Trump había prefigurado.

Parece que han leído el tweet de Trump correctamente. La Oficina de Estadísticas Laborales anunció que se crearon 223 mil puestos de trabajo en mayo pasado, superando las expectativas, y que la tasa de desempleo había caído al 3.8 por ciento.

El episodio del informe de empleo sigue a 16 meses de Presidencia en la que Trump ha dejado de lado las tradiciones con tanta frecuencia que las prácticas consideradas tabú ahora son rutinarias, incluso cuando los críticos dicen que el mandatario está apostando con la información más delicada del país, señaló el diario.

Los partidarios de Trump reverencian este enfoque innovador, pero ha creado un entorno en el que la información que durante mucho tiempo ha estado estrechamente ligada al gobierno ahora es un juego justo para que Trump lo revele a través de una publicación en Twitter o una observación informal.