Últimos días de la exposición “Entre humo y olores”
Piezas con rostro y cuerpos de animales. Darwin Mendoza

Este 9 de septiembre finalizará la exposición “Entre humo y olores: el aroma de los dioses”, que se exhibe desde junio en el Museo Regional de Chiapas, en un horario de 9:00 a 18:00 horas, con acceso gratuito.

De acuerdo con los carteles informativos que forman parte de la museografía, en la época prehispánica los pobladores usaron un lenguaje no verbal para comunicarse con sus dioses: el humo, mediante la quema de resinas olorosas (copal o el ocote) con los cuales los sacerdotes mantenían una comunicación con las divinidades.

Agregan que para quemar o hacer los rituales se manufacturaron objetos con determinadas características, como los incensarios, portaincensarios y sahumerios. Sostienen que estos objetos fueron elaborados con arcillas determinadas, obteniendo pastas cerámicas resistentes a los cambios de temperatura; algunos de estos fueron manufacturados de forma sencilla, en tanto que los cilindros portaincensarios fueron elaborados por especialistas, representando en ellos a determinadas deidades.

Resalta el hecho de que cuando estos objetos eran usados por primera vez después de haber sido manufacturados se llevaba a cabo un ritual de nacimiento. De igual forma, cuando su vida útil finalizaba, el objeto recibía una sepultura particular en el templo al cual había sido dedicado.

En otros casos, los cilindros portaincensarios fueron colocados en cuevas, que son consideradas por la cosmovisión mesoamericana como lugares de entrada al inframundo, y constituyen deidades representativas como el jaguar o el murciélago.

En la presente exposición se exhiben 129 piezas arqueológicas, que fueron localizadas en el área maya y zoque del estado de Chiapas. La muestra ha sido creada bajo la curaduría del doctor Eliseo Linares, en colaboración con Julia Leticia Moscoso.

En declaraciones de Julia Leticia, explica que con la exposición pretenden dar esa referencia de que el humo y los olores son una forma en que el ser humano prehispánico o las sociedades prehispánicas tenían una comunicación con las deidades.