Un gobierno honesto, implacable con la corrupción y la delincuencia que esté a la altura de los jóvenes que no se rinden, es lo que prometió Margarita Zavala a los jaliscienses, de ganar las elecciones presidenciales de julio próximo.

En un encuentro con familias en el municipio de Zapopan, Jalisco, la candidata independiente dijo que es tiempo de tener país justo que termine con la impunidad y que ponga en el centro a la persona, que sea capaz de echar andar el motor económico de los estados y todo el país.

Consideró que las instituciones de justicia y de seguridad están abandonadas, por lo que es necesario contar con una policía profesional, equipada con la última tecnología.

Según la expanista, las familias y los jóvenes, particularmente en Jalisco, tienen miedo de ser víctimas de las expresiones de la delincuencia organizada.