El equipo de investigación del Laboratorio de Biología Molecular del Tecnológico Nacional de México-Campus Tuxtla Gutiérrez (TecNM-ITTG), investiga los beneficios de una barra alimentaria desarrollada con subproductos del mango ataulfo, por otro grupo de investigadores en el 2020, así como la respuesta ante el problema inflamatorio intestinal.

El año pasado, el equipo de investigadores dirigidos por la doctora Sonia Sáyago Ayerdi del Instituto Tecnológico de Tepic, formularon una barra alimentaria empleando subproductos del mango ataulfo, ya que en la industria de los jugos, cerca del 42 por ciento de cada fruto se convierte en residuos o subproductos.

Sin embargo, detectaron que su pulpa y cáscara representan una fuente potencial de fibra dietética y compuestos fenólicos, por lo que desarrollaron dicho proyecto.

Ante la problemática de la enfermedad inflamatoria intestinal (IBD) en la población, que se ha relacionado con un bajo consumo de fibra alimentaria y compuestos saludables a través de la alimentación, el consumo de esta barra podría ser una alternativa para mejorar la nutrición y combatir dicho problema.

Tomando como base este antecedente, el equipo del Laboratorio de Biología Molecular, dirigido por el doctor Víctor Manuel Ruiz Valdivieso, trabaja ahora en la identificación de los cambios que ocurren en la microbiota del intestino y la respuesta ante el problema inflamatorio intestinal, tras el consumo de esta barra alimentaria.

El investigador Ruiz Valdivieso explicó que los primeros resultados demostraron que su consumo favorece el crecimiento de bacterias benéficas, pertenecientes a los géneros: Faecalibacterium, Roseburia, Eubacterium, Fusicatenibacter, Holdemanella, Catenibacterium, Phascolarctobacterium, Buttiauxella, Bifidobacterium, Collinsella, Prevotella y Bacteroides.

Refirió que el metabolismo de los compuestos del mango, llevado a cabo por estos microorganismos del intestino, favorece a la producción de ácidos orgánicos y ácidos fenólicos que ejercen beneficios para la salud del intestino.

Los análisis histológicos sugieren una mejor integridad del tejido intestinal a través de proteínas importantes como la mucina y la respuesta antiinflamatoria.

Señaló que estos estudios son de gran relevancia en áreas de la alimentación, nutrición y salud, ya que permiten demostrar científicamente nuevos beneficios y propiedades de este fruto.

Enfatizó que la barra podría cumplir con funciones nutrimentales para la microbiota intestinal, así como para la producción de compuestos benéficos para el intestino.

Tal como fue publicado por el estudiante Wilbert Gutiérrez Sarmiento, del doctorado en Ciencias de los Alimentos y Biotecnología del Tecnológico de Tuxtla Gutiérrez (ITTG), y colaboradores, en el 2020, en la prestigiosa revista internacional Nutrients.