Ayuntamiento, sin tregua a violaciones del reglamento

La Secretaría de Salud municipal dio a conocer que se está llevando a cabo una serie de acciones para meter en cintura a los establecimientos que venden bebidas alcohólicas en la capital chiapaneca.

En este sentido, dio a conocer que en las últimas dos semanas se han suspendido al menos seis establecimientos que no han cumplido con lo establecido en la ley municipal.

“Se llevó a cabo la suspensión de servicios de tres establecimientos más el fin de semana dedicados a la venta y consumo de bebidas alcohólicas por funcionar fuera del horario señalado en el Reglamento de Verificaciones y Clausuras del municipio de Tuxtla Gutiérrez”, precisó el director de Verificaciones y Clausuras, Roberto Mijangos Nucamendi.

Detalló que los establecimientos que en estos operativos fueron suspendidos son: el Cervecentro de la colonia Colinas del Oriente, el bar Cosmopolitan o Burlesque, ubicado en bulevar Belisario Domínguez, y el bar Laurent, ubicado en Plaza Baktún, en el lado central poniente de la ciudad.

“Cabe recordar que derivado de la firma de convenio con la Secretaría de Salud en febrero pasado, se otorga al Ayuntamiento de Tuxtla Gutiérrez la facultad de regular los horarios y días de funcionamiento de este tipo de negocios, los cuales se encuentran plasmados en el artículo 22 del Reglamento de Verificaciones y Clausuras”, indicó

Sin embargo, la Ley de Salud del estado y su reglamento señala que la única facultada para expedir licencias nuevas, cambios de domicilio o cambios de giros, entre otros, es la Secretaría de Salud del estado.

“El ayuntamiento no está facultado para expedir licencias ni otorgar permisos a nuevos establecimientos, eso es atribución de la dependencia estatal”, afirmó.

Y es que de acuerdo al Reglamento de Verificaciones y Clausuras, el ayuntamiento también puede suspender el servicio de estos establecimientos por no cumplir con las medidas y el programa interno de la Secretaría de Protección Civil Municipal.

Así también puede aplicar sanciones por excederse en los niveles de decibeles permitidos por la Secretaría de Medio Ambiente y Movilidad Urbana; sin embargo, no está dentro del ayuntamiento la facultad de clausurarlos, ya que eso es atribución de la Secretaría de Salud estatal.