Buscan rescatar consumo de frutos endémicos

Bajo la línea de aprovechamiento de frutos endémicos del sureste del país, investigadores y estudiantes de la Licenciatura en Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas (Unicach), buscan rescatar diversas especies que con el tiempo se han dejado de consumir y que representan una fuente de proteína y vitaminas muy accesible.

Abelardo Archila, docente investigador de esta licenciatura, comentó que trabajan en esta línea desde hace cuatro años. La idea es que las nuevas generaciones conozcan los frutos endémicos a través de nuevas formas de consumo e incorporándolos a alimentos que normalmente se consumen.

Detalló que actualmente están trabajando con un fruto llamado “cuajilote”, también conocido como pepino de árbol y otros nombres. Este se recomienda en la medicina herbolaria para el control de la diabetes, incluso, hay algunos estudios que evidencian cierto efecto en pequeñas dosis y en algunos modelos animales.

Una de las cualidades de la fruta que resultó del interés para trabajar, fue el grado de dulzor, incorporándolo a algunos productos para reducir la cantidad de azúcar añadida. Otra es el contenido de fibra, lo que beneficia a la digestión, considerando que pocos productos dan este agregado.

Un factor importante sobre el aprovechamiento de frutas endémicas es que no están sujetas a cambios inflacionarios que afectan a las materias primas convencionales, por lo que su uso contribuye a reducir los costos de elaboración de cualquier producto porque ayudan también a reducir las cantidades de harinas y azúcar.

Desafortunadamente, en el caso del cuajilote se puede encontrar en muchas regiones, en las mismas carreteras, como en la región Centro y en la Costa del estado, el cual no es consumido ni aprovechado, por lo que algunas personas que tienen arboles lo regalan o simplemente lo tiran.

El investigador destacó que es importante rescatar el consumo de estos frutos endémicos, desde el aspecto nutrimental, para enriquecer productos que normalmente carecen de fibra y reducir el contenido de azúcar añadida, algo que ha cobrado relevancia en los últimos años. También tiene un enfoque social porque tratan de valorizar estos frutos que están cayendo en desuso.

Mencionó que buena parte de la investigación debe transitar hacia modelos rentables, por lo que esperan que en algún momento se logre materializar un emprendimiento en torno al aprovechamiento de frutos endémicos para apoyar a la economía social.