Cambiar hábitos en uso de plásticos
Hallazgo del cocodrilo. Andrés Domínguez / CP

Ernesto Eduardo Perera Trejo, curador del Museo Cocodrilo del Zoológico Regional “Miguel Álvarez del Toro” (ZooMAT), mencionó que si bien la nueva Ley de Plásticos de un solo uso será de gran ayuda, mientras no se mejoren los hábitos de consumo de las personas no se tendrán avances respecto a la conservación de las especies y los ecosistemas.

Perera Trejo ahondó sobre el hallazgo del cocodrilo de pantano que fue localizado sin vida y flotando el pasado 16 de noviembre del 2018 en el Cañón del Sumidero, en el cual dijo que su muerte ha servido para generar una reflexión en la ciudadanía sobre la basura que generamos día a día.

Además, respecto a los cocodrilianos, el curador añadió que la contaminación física si bien es un problema ya grande, existen otras como la química, la cual ha tenido gran presencia entre las poblaciones de estas especies.

Perera Trejo dijo que si bien la caza ha disminuido, ha sido por los esfuerzos de crianza y cautiverio, más la formación de áreas naturales protegidas y la intensificación de normas nacionales e internacionales que prohíben su comercialización, lo que ha ayudado a que sea paulatina su recuperación.

Con la reciente aprobación de la Ley de Plásticos de un solo uso, propuesta por la Secretaría de Medio Ambiente e Historia Natural (Semahn), Perera Trejo dijo que esto ayudará a todas las especies que se ven afectadas por la contaminación física que se han generado por décadas, pero esto representa un primer paso para generar un bienestar en las mismas y en los ecosistemas.

“De alguna manera existen plásticos que son reutilizables pero que siguen contaminando, ya que representan una alternativa económica, pero hay que ver otros problemas como la sobrepoblación. Hay que tener en cuenta los hábitos de consumo diarios, los cuales son muy malos, que perjudican al medio ambiente, salud y economía de cada persona”, comentó.

Perera agregó que nos encontramos basados en una economía capitalista, lo que nos ha acostumbrado a darle más valor al dinero que realmente a cosas que nos proveen vida y bienestar. “El ritmo de vida te exige eso, pero no no hemos dado cuenta de que si no hay un cambio no habrá futuro”.

Causa de muerte

Respecto al tema del plástico, Perera Trejo ahondó sobre al hallazgo del cocodrilo de pantano que falleciera el año pasado, que hasta hace unos meses se diera a conocer.

Según datos de la necropsia, el cocodrilo permaneció más de 72 horas flotando en el caudal del Cañón del Sumidero. Además, al momento de buscar la causa de muerte, en específico al llegar al estómago, se dieron cuenta que estaba saturado de plástico.

“Encontramos bolsas para basura, costales de alimento para ganado, zapato, trozos de unisel, cubiertos desechables y más productos generados por los humanos”, comunicó.

Asimismo, el cocodrilo falleció debido a que no pudo evacuar toda la acumulación de basura que se encontraba en su estómago, en específico identificaron que el ejemplar ingirió una bolsa que en su interior se encontraban restos de un perro, pero que no pudo hacer una digestión correcta de esto, lo que le causó la muerte.

“Fue un trabajo extenuante tratar de ingerir estos plásticos, se le denomina acidosis metabólica”, afirmó.

Finalizó al decir que no es el primer animal que tratan por afectación derivado del plástico, pero el cocodrilo fue la primera especie en la cual estos residuos sí fueron la causante de su muerte.