Carranza, municipio donde no habrá elecciones
Debido a las confrontaciones que han permeado en el municipio, este domingo no habrá elecciones en Carranza. Cortesía

En Venustiano Carranza desde principios del mes pasado se percibe el miedo y desde entonces la actividad comercial se ha paralizado, los bancos y alcaldía han cerrado sus puertas y este domingo la ciudadanía no acudirá a las urnas, como sucederá en Honduras de la Sierra y Oxchuc.

La ejecución de tres jóvenes ligados a la OCEZ región Carranza el pasado 24 de mayo avivó la confrontación entre los tzotziles de la Casa del Pueblo y miembros de la Alianza San Bartolomé de los Llanos, de por sí enfrentados, que ya llevaban un conteo de tres tzotziles más asesinados desde principios del mes.

Desde entonces, los tzotziles de la OCEZ región Carranza, agrupados a la Casa del Pueblo reforzaron los dos puntos de revisión que mantienen en la entrada a Venustiano Carranza ante el temor de una incursión de sus adversarios de la Alianza San Bartolomé de los Llanos, que tienen como su principal centro de operaciones la comunidad Perla del Grijalva, en las márgenes de la prensa La Angostura.

A partir de la emboscada donde murieron Jorge Armando Hernández Pérez, de 38 años de edad, hijo del líder de la OCEZ región Carranza, Manuel Hernández Martínez y de Jordán López Cruz, de 38 y Abenamar Hernández de la Cruz, de 25, los comuneros se declararon en “alerta máxima”.

A partir de ese momento la orden fue que “todo comunero hombre o mujer” se convertiría “en soldado del pueblo” para defender la cabecera municipal y el edificio que es sede de la Casa del Pueblo, donde se agrupan los comuneros que reclaman la devolución de entre 15 a 20 mil hectáreas de tierras que les arrebataron los caciques y sus pistoleros a lo largo de hace más de 50 años.

Las calles, el parque y los alrededores de los templos católicos parecen desalados, con pocos automóviles y hombres y mujeres que circulan a bordo de motocicletas, rompen la quietud que impera en el lugar.

Pese a la paralización de las actividades comerciales, el mercado no ha dejado de funcionar y ha sido el principal centro de abasto de los habitantes de la cabecera municipal y comunidades para adquirir carne, verduras y otros alimentos.

Algunos candidatos a la diputación federal y local y alcaldía sólo consiguieron plasmar su nombre y el partido que los respalda en los muros de las casas del pueblo, pero nadie votará por ellos este domingo.

En la cabecera municipal se tenía previsto instalar 20 casillas para que sufragaran ciudadanos de los 17 barrios, mientras que en la zona rural serían 60 para votantes de unas 340 comunidades.