Cierran oficinas de Profeco en Tapachula

No hay atención en las oficinas de la Procuraduría Federal del Consumidor en Tapachula, un cartel en la puerta señala textualmente “Le informamos que a partir del día 9 de julio la atención a quejas y calibraciones se llevarán a cabo en las oficinas de la Delegación de Tuxtla Gutiérrez”, por lo que hay desconcierto de personas que acudieron en fechas pasadas y esperaban audiencia y en quienes buscan la protección de sus derechos vulnerados por instituciones comerciales y de servicio.

El decreto emitido el pasado 3 de mayo por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, mediante el cual instruye a la administración pública federal implementar medidas adicionales de austeridad, traerán graves consecuencias especialmente porque afectan a la población, recientemente se ordenó el cierre de dos delegaciones y subdelegaciones de la procuraduría federal del consumidor (Profeco).

Con el cierre de la subdelegación en Tapachula ubicada en la octava sur entre segunda y cuarta poniente, la población tendrá que viajar a la capital del estado, ubicada a unas seis horas en vehículo, lo que genera gastos excesivos para quienes simplemente buscan una asesoría o poner una queja.

De acuerdo con quienes han estado acudiendo a esta oficina, aseguran que es una medida descabellada del presidente de la República como el resto de sus colaboradores pues no miden las consecuencias, así como la importancia que tiene esta instancia en Tapachula.

“No es justo que ahora nos cierren esta oficina, ahora tendremos que ir a Tuxtla Gutiérrez y gastar en pasajes o quien tiene carro en gasolina, estas medidas están siendo demasiado tontas la verdad”, expresó Irma Reyes una de las afectadas.