Con total indignación y exigiendo justicia, este jueves por la tarde, familiares y amigos le dieron el último a adiós a Victoria Arreola Peña, de 31 años de edad, quien fuera asesinada por su esposo Javier “N”, de 40.

Con llantos e impotencia sus familiares exigieron que todo el peso de la ley caiga sobre el mencionado profesor, quien le disparó a su esposa tras una supuesta discusión.

Señalaron que a las once de la mañana del pasado miércoles en el tramo carretero, cuando ambos iban en su vehículo compacto tipo Jetta, tras fuerte discusión y jaloneos que se dieron, Victoria alcanzó a salir de la unidad y ya en plena carretera el profesor le disparó en la cabeza, por lo que esta murió de manera instantánea.

Se informó que Javier “N”, de manera astuta, se hizo una herida en el brazo para que los cuerpos policiacos creyeran que había sido un asalto perpetrado por maleantes, sin embargo, ante tanta presión, fue el mismo educador quien dijo que le había dado muerte por supuestos celos.

Por lo que este jueves el profesor fue llevado hasta el cereso, mientras que la finada despedida de su domicilio en la avenida Hidalgo, entre Belisario Domínguez y Javier Mina del barrio Las Flores, y posteriormente fue trasladada hasta el panteón municipal en la ciudad de Tonalá.