Postulan a El Ocote para  la lista verde de la IUCN
El descenso por el cañón del Río La Venta demanda cinco días para su recorrido. Cortesía

La Reserva de la Biosfera Selva El Ocote (Rebiso) fue propuesta para ser incluida en la lista verde de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por siglas en inglés), uno de los más altos estándares internacionales en cuanto al manejo de Áreas Naturales Protegidas (ANP).

Esto gracias a un estudio encabezado por El Colegio de la Frontera Sur (Ecosur), donde se registraron especies de peces y anfibios documentadas en 1996; se adicionaron otras siete a la lista de anfibios y reptiles, determinando que 10 especies de anfibios y nueve de reptiles están en riesgo de extinción y en la lista roja de la IUCN.

Además, se sumaron 40 a las 150 especies de árboles que ya se conocían. Vislumbrado tras las tareas de observación que se llevaron a cabo en zonas boscosas, sin habitantes y sin áreas de cultivo, y en zonas núcleo de la reserva con actividad humana regulada y manejo sustentable.

“Toda esta información demuestra que la Rebiso ha sido efectiva para la conservación de la diversidad biológica, proporcionando aire limpio, suelos nutritivos y recursos naturales para las generaciones actuales”, dijo la investigadora del Departamento de Conservación de la Biodiversidad del Ecosur, Lorena Ruiz Montoya.

Sin embargo, aclaró que aún hay mucho por trabajar, sobre todo en los vínculos de la academia con las ANP y la sociedad mexicana, lo que podría fortalecerse si las autoridades nacionales y la sociedad en general reconocen que los territorios protegidos han cumplido los objetivos para los que fueron creados.

“Sin la debida atención, junto con recursos humanos y financieros suficientes, la vida silvestre y las comunidades humanas que dependen de las ANP estarán en grave riesgo”, subrayó.

Destacó que la responsabilidad individual debe ser primordial, por lo que cada persona debe construir estilos de vida que impacten menos en el medio ambiente, buscando que la conservación sea un modelo para la gente inmersa en las reservas y un compromiso de quienes vivimos en las ciudades.

Concluyó aclarando que de integrarse a la IUCN, la reserva podría tener más oportunidades de recursos financieros para acciones de investigación, vigilancia, capacitación, brigadas de incendios y grupos de monitores biológicos.

Desde la creación de la Unión Internacional para la IUCN, México ha participado con la creación de 182 Áreas Naturales Protegidas (ANP), tomando acuerdos encaminados a la protección de los organismos vivos de estos ecosistemas.