Rescatan arte del papel picado en Día de Muertos

El papel picado es una costumbre asociada con el Día de Muertos, una técnica compleja y tradicional que se ha visto desplazada por la mercantilización, “ya que está despareciendo”, dice el artesano Gilbert Díaz, quien explica que actualmente “el papel que se encuentra en mercados y tiendas es industrializado”.

Con la intención de rescatar este arte popular, Gilbert Díaz realiza año con año cientos de papeles para adornar los altares alusivos a Día de Muertos, y argumenta que estos tienen reminiscencias prehispánicas, donde “siempre se van a encontrar los cuatro elementos: tierra, agua, fuego y aire. En este caso el papel representa al aire, un elemento que no podemos ver, no podemos sentir, pero a través del papel se hace presente”.

El papel picado significa la representación de la muerte y también el respeto por los difuntos. En la época prehispánica se practicaba algo similar, pero con el papel amate.

Los colores están cargados de significado: el color naranja representa luto, el morado es referente a la religión católica, el azul hace alusión a aquellos que murieron en el agua, y el rojo para quienes perecieron en la guerra y mujeres durante el parto.

El artesano expone que “para estas intervenciones usamos el color naranja mandarina, un color bastante tradicional y muy visto en estas fechas, tanto en las flores de cempasúchil como en las frutas”.

El diseño es de flores, y para reforzar el sincretismo religioso, Díaz agregó el elemento característico de las cuatro cruces; este diseño lo aprendió viéndolo, “lo observé y deduje la manera en que se debía doblar el papel y los cortes que había que hacer. No me salió a la primera pero lo fui practicando, hasta que hice este diseño propio”.

Explicó que este año realizó 120 pliegos, cuya actividad le tomó tres días, haciéndolo entre dos personas. Se trata de un proceso que va desde cortar el papel hasta colgar el cielo.

Este papel artesanal es bajo pedido y tiene un costo aproximado de 2.50 a 3.50 por pliego; las tiras de 10 pliegos van desde 30 o 40 pesos. Por último, Gilbert Díaz hizo un llamado para apoyar a los artesanos con la finalidad de que no se pierdan estas tradiciones.