Habitantes y autoridades descubrieron la zona arqueológica número 21 en el municipio de Tonalá, a una distancia de cinco kilómetros y medio de la comunidad Río Bravo, hacia el norte y a una altura de 500 metros.

Lo anterior ocurrió durante la mañana de este lunes y luego de varias semanas de investigar la zona, informó Ricardo López Vassallo, presidente de Comité del Patronato de Arqueología Tonalteca.

Precisó que el descubrimiento se realizó a un costado del cerro llamado “Punta Peñasco”, dándole ese mismo nombre a este nuevo sitio que todavía es investigado para determinar todos los vestigios que aún existan.

Por lo pronto, reveló que se localizaron varias pirámides, una de ella mide unos 22 metros de frente por 20 de fondo, y la número dos es más pequeña, sin embargo hay otras que están cubiertas totalmente por la maleza, que no se han medido, aunque lamentablemente todo parece indicar que ya fueron saqueadas.