Situación de los Chimalapas está estancada: arzobispo
El arzobispo afirmó que las iglesias que integran la Arquidiócesis aún conservan los protocolos de salud. José Ortega / CP

La Arquidiócesis de Tuxtla Gutiérrez tiene el conocimiento de que la situación en la región de los Chimalapas está estancada, reveló el arzobispo Fabio Martínez Castilla.

Recalcó que se mantiene en contacto con el vicario de la región que va desde Berriozábal hasta Cintalapa, quien le ha dicho que “la situación no va ni para arriba ni para abajo”.

Comentó que la población de la región está preocupada por el tema de la identidad, porque su temor es que aunque van a conservar sus tierras, también quieren mantener su identidad chiapaneca.

Mencionó que la prioridad de la Iglesia católica es que exista el diálogo y que se entienda que en Chiapas como en Oaxaca hay tierras para todos, por lo que no hay necesidad de pelearse.

En este mismo tema, se ha dado a conocer por parte de la LXVIII Legislatura, la inexistencia de autoridades municipales en Belisario Domínguez, situación que se derivó de la resolución de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Desaparecidos en Pantelhó

Cuestionado sobre el tema de los 21 desaparecidos del municipio de Pantelhó, Fabio Martínez comentó que este es un tema que atiende la Diócesis de San Cristóbal, sin embargo, están en constante comunicación.

Además insistió en el mensaje a la población para continuar cuidándose de la pandemia por covid-19 y reconoció la importancia de estar vacunados.

También comentó que es necesario aceptar que “estamos en una contingencia y no podemos decir que no nos va a pasar nada”, incluso reconoció ser testigo de que es necesario cuidarse.

Expuso que él mismo padeció la enfermedad dos veces, la primera en febrero de 2020 y la segunda en julio de 2021, pero a pesar de ser considerado como un caso grave, la vacunación y la oración le permitieron salir adelante.

Reafirmó que nadie está libre de contagio y consideró que el problema aún es complicado, por lo que dijo que quienes no se vacunan son fuentes de contagio, sin que ellos lo quieran.