Paros de la CNTE terminaron con 500 empleos

Ante la advertencia que han hecho profesores adheridos a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) de iniciar una huelga de hambre antes de comenzar el nuevo ciclo escolar, el presidente en Tuxtla Gutiérrez de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco), Rafael Sánchez Zebadúa, dijo que estas decisiones en años anteriores han generado la pérdida de hasta 500 empleos y afectaciones en miles de familias.

El líder empresarial llamó tanto a los profesores inconformes como a las instancias gubernamentales a privilegiar el diálogo y la concertación antes de que los bloqueos sean una realidad en varios puntos de la entidad.

Procesos

Los maestros disidentes, cuya resistencia está basada en no acatar las cadenas de cambio emitidas por la autoridad oficial, comentaron que será después del 17 de agosto (luego de que se reúnan con las otras secciones del país) cuando estén en condiciones de definir una fecha para el estallamiento a huelga.

Pese a este acto arbitrario de la Coordinadora que en años anteriores y sin ser un documento normativo pedían la constancia sindical para que los maestros ingresaran al proceso, la Secretaría de Educación informó que otros 110 aspirantes realizaron su examen de ascenso en el nivel primaria.

El giro de las protestas de los adheridos a la CNTE ahora es diferente: en este momento requieren, según ellos, de la bilateralidad de las cadenas de cambio; no obstante, tampoco aprueban la nueva Reforma Educativa ni la construcción de las leyes secundarias que emanan del nuevo Gobierno federal.

Contexto

Durante el 2016, ante una división marcada entre los maestros en resistencia y el gobierno, instalaron en el primer cuadro de Tuxtla Gutiérrez un plantón de labores que duró más de cuatro meses y que dejó daños considerables en los comercios pero, lo más importante, en la formación de los estudiantes. Las clases nunca se recuperaron.

Sobre este mismo tema, el presidente de la Canaco en Tuxtla Gutiérrez detalló que en varios años se han llevado a cabo distintos plantones no sólo de la CNTE, sino también de otras organizaciones sociales y es prácticamente imposible cuantificar las pérdidas económicas que han dejado las protestas sociales.

Lamentablemente lo ocurrido en el 2016 (por parte de los maestros) significó el cierre de establecimientos; un año más tarde, la situación económica de los comercios se agravó.

Estas protestas, mencionó el líder empresarial, provocan que el ambulantaje se concentre en la zona, porque los docentes requieren de servicios y es más difícil que se desplacen para adquirirlos.