Transportistas concesionados estatales y permisionarios de la SCT hicieron un llamado a la autoridad estatal y federal para que pongan orden en el conflicto que existe en la ruta Los Cocos-Tres Picos hacia Tonalá, en la que de manera autoritaria se pretende sacar de circulación a las unidades autorizadas por instituciones en la materia y en su lugar trabajen taxis y colectivos propiedad de ejidatarios sin concesión y de manera irregular.

Afirmaron que este conflicto es promovido y solapado por el alcalde de Tonalá, Manuel de Jesús Narcía Coutiño, y la cuarta regidora, María Crisantema Ordóñez Ruiz.

El transporte realizó un paro de labores y bloqueo contra las irregularidades cometidas por la autoridad local, en la que pretenden desconocer las leyes en la materia y permitir la ilegalidad a través de la fuerza y las amenazas a los concesionados y permisionarios.

Acusan que para amenazar y agredir a los transportistas legalmente concesionados, el alcalde y la regidora encabezan a un grupo de personas entre las que se encuentran Norberto Ruiz López, Anastasio Camera Caballero, Eduardo Moreno Martínez, Jorge Salazar Arreola, Hermán Lara López, Laureano Zavala Durante, Carlos Ramos Martínez, José María Martínez, Aurelio Ramírez y Jovany Zavala Cigarroa, para impedir que las unidades concesionadas trabajen y sólo puedan hacerlo las unidades que ellos protegen.

Sin que la autoridad haya intervenido, estos a plena luz del día y desde el pasado 15 de julio con palos en mano mantienen atravesado un mecate y vagonetas piratas sobre la carretera federal que conduce al interior del ejido Los Cocos-Estación para impedir el paso a los transportistas concesionados y permisionarios, esto por capricho e intereses de la regidora Ordóñez Ruiz.

El objetivo de las acciones irregulares es que sean los ejidatarios que cuentan ya con más de una decena de unidades “piratas” en la modalidad de taxis enfundados en vinilo color verde, sin placas ni permisos federales, que hagan el servicio; entre los dueños de las unidades se encuentra la madre de la regidora y algunos más, que además cuentan con concesiones estatales.