Reubican a más de diez mil refugiados

Más de diez mil personas extranjeras que han obtenido su condición de refugio en México han sido reubicadas del sur hacia comunidades del centro y norte del país, en donde “reinician sus vidas”, informó el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugados (Acnur).  

Al huir y escapar de la violencia de las pandillas, la extorsión y la persecución, principalmente en Centroamérica, desde el año 2013 a la fecha, 212 mil 646 migrantes han solicitado asilo, de los cuales 53 mil 938 han sido reconocidos como refugiados o recibieron otro tipo de protección.  

Ante ello, la agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur), puso en marcha un programa de integración mediante el cual ha reubicado a más de diez mil asilados, brindándoles mayor seguridad para su desarrollo y el de sus familias.  

Y es que más del 70 por ciento de las solicitudes de asilo en México se presentan en el sur del país –Tapachula, Chiapas-, donde “las oportunidades de integración y los servicios para las personas reconocidas como refugiados son limitados”, señala.  

Fue en el 2016 cuando se lanzó el programa de reubicación de los refugiados hacia ocho ciudades del centro y norte del país, en donde la oferta laboral, de vivienda, educación y salud son mayores y les permite una mejor integración.  

“Acnur apoya a las personas que participan en el programa con alojamiento temporal, orientación cultural, formación profesional, matriculación escolar y colocación laboral. Después de dos años de residencia permanente, las personas refugiadas pueden solicitar la naturalización”, explicó.  

Precisó que de acuerdo con un estudio realizado por la ONU, muestra la efectividad del programa, ya que “mientras estaban en el sur de México, sólo el 10 por ciento de las personas refugiadas tenía empleo y el 17 por ciento contaba con trabajos informales esporádicos. Después de su reubicación, el 92 por ciento tenía un empleo formal, con ingresos que eran, en promedio, un 60 por ciento más altos que en el sur. Actualmente, más de 170 empresas nacionales y multinacionales emplean a personas refugiadas como parte del programa”. 

Ante ello, se han fortalecido las acciones y se proyecta llegar a reubicar en este año a 20 mil personas, para lo cual “trabajamos con el apoyo financiero de fundaciones del sector privado, en colaboración con las autoridades federales y locales”.  

“Estos esfuerzos están respaldados por compromisos asumidos como parte del Marco Integral Regional de Protección y Soluciones (MIRPS), que tiene como objetivo abordar las causas y consecuencias del desplazamiento forzado en la región”, sostiene.  

Esta decisión de aumentar los objetivos de reubicación también se produce en el contexto de un número cada vez mayor de personas que encuentran protección en México. 

De acuerdo con la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar), el aumento en las solicitudes de asilo en el país por parte de extranjeros ha sido constante.  

En el 2013 fueron mil 296; en el 2014, dos mil 137; en el 2015, tres mil 423; en el 2016, ocho mil 796; en el 2017, 14 mil 619; en el 2018, 29 mil 583 y en el 2019, cuando se dieron las caravanas, se llegó a 70 mil 418. 

Con motivo de la pandemia del covid-19, el año pasado hubo un descenso a 41 mil 179, sin embargo, en los primeros cinco meses del 2021, ya son 41 mil 195 y se considera que se superarán las del 2018.