Pese a que en las últimas semanas el gobierno del estado aplicó el estado de derecho en lo que respecta al desalojo de predios invadidos en la capital chiapaneca y municipios cercanos, este es un problema que azota a diferentes regiones.

Al respecto, Corazón Gómez Consuegra, integrante del Comité Directivo Estatal de la CIOAC, dio a conocer que en el municipio de Venustiano Carranza mantienen ocupados predios que son terrenos nacionales, mientras que otras tierras tomadas se encuentran dentro del proceso del Acuerdo Nacional para el Campo, los cuales se componen de 211 hectáreas propiedad de una familia particular.

Reconoció que con la llegada del nuevo gobierno se aplica el estado de derecho sin distingo de organizaciones, concretamente los desalojos, sin embargo debe haber un proceso de análisis, “ya que existen diferentes modalidades de ocupaciones”.

Precisó que en Chiapas se encuentran las que entraron en los Acuerdos para el Campo, las que tienen acuerdo con los propietarios y las que están tomadas de manera totalmente ilegal.

Para ello, es necesario que las dependencias como la Sedatu y la Procuraduría Agraria realicen su labor para conocer bajo qué modalidad se ocupan los predios.

En este orden de ideas, aclaró que la ocupación de otros terrenos como San Isidro, El Arenal de 52 hectáreas, La Paz y Las Antillas de 72 hectáreas, la Soledad de 73, San Miguel de 73, no están invadidos por esta organización.

“A nosotros no están acusando de mantener ocupaciones ilegales, lo que tampoco creemos que sea justo, por eso pedimos que se realice el proceso de revisión”, manifestó.

El dirigente dio a conocer que las invasiones de los predios citados están siendo llevadas a cabo por un grupo que se hace pasar como el Movimiento Campesino Regional Independiente, por lo que lamentó que la población y probablemente las autoridades se estén confundiendo.

Actualmente se encuentran esperado la notificación de las instancias correspondientes para conocer si las tierras que la CIOAC mantiene tomadas son nacionales y se puedan obtener mediante un acuerdo.

Los conflictos se han derivado de la presencia de grupos armados en la zona y la muestra es que actualmente mantienen tomada la entrada a los Baños del Carmen en este mismo municipio, situación que se ha salido de control.