Ambulantes como transportistas ya fueron reubicados aunque sea temporalmente en Huixtla, sin embargo, conductores de triciclos sigue desquiciando la ciudad, trabajan las 24 horas, no cuentan con luces, no han refrendado el tarjetón ante la Secretaría de Movilidad y Transporte estatal y municipal, ya que fueron censados hace más de 30 años, no obstante, a raíz que los mismos líderes fomentan el pirataje, no les conviene que Tránsito del Estado o Vialidad Municipal lleve a cabo operativos.

Falta de reglamento

Por tanto, al no contar con ningún reglamento oficial decálogo del triciclero, cobran altas tarifas, no tienen tabulador, no cuentan con colores oficiales, ni tarjetones, manejan centroamericanos, portan muchos de ellos arma blanca o cadenas, manejan en estado de ebriedad y muchas veces en sentido contrario, violentando la vialidad.

Inconformidad

Lo anterior fue dado a conocer por concesionarios del transporte en la modalidad de taxis, quienes advierten que cobran mas que un taxi, debido a que muchas personas no preguntan antes cuanto les van a cobrar, sino hasta que llega a su destino, en donde pagan, y aunque denuncian ante su secretario de grupo, vialidad o ante tránsito, no tienen ninguna sanción.