Urge Guardia Nacional en municipios con conflictos

Aunque la Guardia Nacional arribó a la frontera sur para colaborar en un tema de contención de migrantes, la presidenta de la Mesa Directiva del Congreso de Chiapas, Rosa Elizabeth Bonilla Hidalgo, puntualizó que la presencia de estos uniformados es fundamental, al hacer referencia a los municipios que se mantienen en conflicto.

“Viene a hacer equipo con la Policía Federal, con la Policía del Estado y la Policía Municipal, para resguardar, principalmente, los derechos humanos de los chiapanecos”, añadió.

A través de la opinión pública, se ha informado que en Bochil, Aldama, Ixtapa, Ocosingo, Arriaga, Mapastepec y hasta Tuxtla Gutiérrez, se han presentado conflictos que van relacionados con: solicitud de dinero en efectivo (situación que ya no está permitido), diferencias políticas, bloqueos carreteros, ingobernabilidad, problemas con los alcaldes, secuestros de funcionarios y hasta violencia de género.

La legisladora local lamentó la situación que se vive en Mapastepec, donde el síndico, Emmanuel “N”, golpeó a su secretaria y, posteriormente, fue denunciado. La violencia familiar, gracias a una reforma aprobada en el Congreso, ya se persigue de oficio. El funcionario ya fue detenido.

Este personaje, dijo, fue atendido en el recinto legislativo y recibió su derecho de audiencia y lo que puede proceder de forma legal, todo quedó en manos de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Sobre los conflictos en los municipios, será hoy viernes cuando, mediante una sesión extraordinaria, integrantes de la Comisión de Justicia informen sobre la suspensión al cargo de la presidenta del municipio de Chalchihuitán, Margarita Díaz y el síndico Hermelindo García, detenidos hace unos días por supuestos actos de corrupción.

Aunque los diputados conocen los problemas que se están generando en este ayuntamiento, donde la población se adelantó a crear un Concejo Municipal sin que el Congreso haya avalado (hasta el momento) las licencias de quienes integran el Cabildo, el tema es de gobernabilidad y serán, explicó, la Secretaría General de Gobierno y la FGE las instancias que resuelvan las diferencias que tienen los pobladores.

Finalmente y sobre los conflictos en Huxitán (donde los habitantes quieren la entrega de programas en efectivo) y donde el alcalde fue vestido de mujer para protestar, no es grato y es denigrante como ser humano. “Todas las diferencias se tienen que resolver mediante el diálogo”, apuntó.