Tornados acumula su segunda derrota al hilo

El camino para Tornados de Chiapas en el Circuito Semiprofesional de Baloncesto de Veracruz (Cisebasver) comienza a tornarse complicado, pues en su segunda visita consecutiva perdieron ante Ola Verde de Coatzacoalcos, cuadro que marcha como líder de la zona sureste del campeonato. Además, esta fue la derrota con la diferencia de puntos más alta que han tenido los chiapanecos en el torneo: 105-69.

La representación llegó con plena confianza de mejorar lo realizado en el auditorio municipal de Palenque cuando enfrentó a Vaqueros y perdió por una unidad. Pero la realidad fue otra, no se esperaban que un arbitraje tendencioso terminara de marcar el rumbo del cotejo.

Waldemar Cháirez Martínez, entrenador de Tornados, expresó su molestia ante las malas decisiones de los silbantes. Por si fuera poco, el propio estratega terminó expulsado luego de solicitar que le marcaran una falta cuando se encontraban en transición al ataque, hecho que no gustó a los responsables de llevar a buen puerto las acciones sobre la duela.

“Hubo muchas irregularidades en el arbitraje. Muy localista, por decir menos. De cierta manera sabíamos que a este tipo de circunstancias nos enfrentaremos, pero no que fueran tan evidentes. Hubo varias acciones en nuestra contra. A tal grado llegó la situación que suspendieron el partido a dos minutos antes de que acabara”, relató para “Cuarto Poder”.

Después de un análisis en frío, Cháirez Martínez no titubea al afirmar que los árbitros fueron lo lamentable de dicha situación, pues “no tuvieron criterio propio, autoridad durante el encuentro, y menos capacidad para dirigirlo. Cuando quisieron arreglar el asunto ya no pudieron porque se les había salido de control”.

Más allá de eso, el funcionamiento de los jóvenes que representan a Tornados fue bueno, considerando que a su capitán y hombre fuerte sobre la cancha, Carlos de la Piedra, lo expulsaron segundos después de haber iniciado el último periodo, justo cuando la representación chiapaneca se encontraba remontando.

“Ese tipo de situaciones terminan por desalentar al equipo, porque te echan a tu hombre fuerte, al equipo al hombro… Incluso, en el reporte dice que reclamó con voz altisonante, cosa que no sucedió”, expuso.

Por esa y otras razones el compromiso ante el líder no fue nada sencillo; prueba de ello fue que de los parciales del partido, Tornados no ganó uno solo. En el primero, Ola Verde venció 29 a 16; para el segundo, los veracruzanos volvieron a ganar 20-18; el tercer cuarto tuvo el mismo puntaje que el primero (29 a 16), mientras que en el último los locales sumaron 27 por 19 de los visitantes.

Para su siguiente compromiso, Tornados recibirá a la Noria en Coita, por lo que esperan retomar el camino de la victoria.