Gol histórico de Gignac da el triunfo a Tigres

Muy poco les duró el invicto a los Pumas. No pudieron contra los actuales campeones de la Liga MX, los Tigres, que se conformaron con ganar por la mínima (0-1), pero con gol histórico sobre la cancha del Estadio Olímpico Universitario.

Pese al dominio de los Pumas, los Tigres se marcharon con la sonrisa al ser André-Pierre Gignac quien les diera el tanto del triunfo, el cual coloca al francés como el máximo goleador en la historia del conjunto de la UANL: con 105 supera a Tomás Boy (104).

Los capitalinos dominaron el primer tiempo. Minimizaron a los actuales campeones con una sólida defensa y constantes ataques. Nahuel Guzmán, arquero de la escuadra visitante, también fue factor para que los suyos no cayeran en desventaja.

Sin embargo, los auriazules se vieron afectados por algunas decisiones arbitrales. Nico Freire sufrió un codazo por parte de Eduardo Vergas, pero el silbante Alfredo Peñaloza -pese a revisar la jugada en el VAR- consideró que el defensa argentino incurrió en una falta y lo amonestó.

El descontento de la localía aumentó tras pisotón del chileno Edu Vargas sobre Ídekel Domínguez, quien saltó como titular por la banda derecha en lugar de Alan Mozo, que por enfermedad no vio actividad.

Cuando al cotejo le quedaban 15 minutos todavía en el reloj, se inclinó para los regiomontanos, por una polémica expulsión de Jeison Angulo. El lateral izquierdo de Universidad Nacional -amonestado en el primer tiempo- recibió una segunda amarilla por una minúscula falta sobre Enner Valencia, aunque el árbitro central la calificó con tarjeta amarilla, para después mostrar la roja. Angulo reclamó, pero no había marcha atrás y entre lágrimas se retiró a los vestidores.

Fue hasta la recta final, cuando se pensaba que los felinos repartirían puntos, el francés Gignac apareció con un letal remate de cabeza que dejó congelado a Saldívar, para rasguñar la pizarra del recinto de Ciudad Universitaria.