Mauricio Flores, guardián del arco motozintleco

A sus 19 años de edad, Mauricio Omar Flores Carrillo se consolida como bastión de la defensa de Cafetaleros de Motozintla. Sus atajadas han sido fundamentales para sumar puntos y el equipo chiapaneco esté hoy como superlíder del grupo 3 de la Liga TDP y la segunda mejor filial del país, por encima incluso de equipos como Pumas, Atlas o Chivas.

En entrevista, el juvenil cancerbero reconoció su alegría por el buen momento por el que pasa el equipo que dirige el DT Marco Valverde, aunque eso sí, sin “echar las campanas al vuelo” antes de tiempo, pues sabe que el torneo es largo y son apenas los primeros partidos.

“Vamos muy bien, hemos trabajado mucho para alcanzar el juego en conjunto al que estamos jugando, pero creo que nos estamos confiando un poco y echando de menos al rival”, advierte. Muchas veces —agrega— eso les ha afectado un poco y puesto en riesgo algunos resultados, aunque asegura que el profe está trabajando en corregir los excesos de confianza.

Invicto

Aunque sus atajadas han sido fundamentales para mantener el invicto, Mauricio reconoce que lo importante es apuntar alto y pensar siempre en que el objetivo primario es calificar, más allá de las buenas rachas que puedan darse como la de este inicio de temporada.

“En tercera (división) siempre pasa que un equipo va invicto y de repente se empieza a caer, pero no me parece que ese sea nuestro caso y nosotros tenemos que trabajar para mantenernos y pensar en llegar bien a la Liguilla”, remarca.

En lo personal, el meta de los Cafetaleros de la tercera división dice sentirse bien, motivado por el buen arranque de temporada; no obstante, reconoció haberse sentido nervioso por la gran cantidad de aficionados que fue a verlos desde su primer partido en el estadio Copal de Motozintla, “pero de ahí fui agarrando confianza y me fui conjuntando con todo el grupo”.