El entrenador americanista, Miguel Herrera, se quejó abiertamente que Guillermo Ochoa se lesionó por ir a los microciclos de la selección mexicana de cara al juego contra Guatemala. “El Piojo” señaló: “Por eso no me gusta prestar jugadores a la selección”.

Pero la memoria es corta para algunos y a Herrera ya se le olvidó que él estuvo sentado en esa silla, y hasta lo que en su momento declaró: “(Hay técnicos) que se negaban a prestar jugadores, y cuando estaba en la selección, decían que la selección era prioridad. Entonces hoy en día, si ya se habló, se queda cerrado y el que no quiera se le castiga”.

Estas declaraciones acerca del equipo nacional, las hizo estando dirigiendo a Xolos de Tijuana, pocos meses después de que salió del Tricolor por agredir a un comentarista en el aeropuerto de Filadelfia, Estados Unidos. Algo que seguramente no olvida.